19.11.08

Tres ideas sobre el comic estadounidense


[Habiéndome ausentado durante un largo tiempo debido a la interferencia de la vida real, procedo ahora con más pensamientos inútiles, pero divertidos...]
I
Los superhéroes son capaces de muchas cosas, pero jamás pueden cambiar de raíz los fundamentos de ninguna sociedad. Por lo tanto no pueden vencer a los verdaderos criminales. Y esto ocurre por una razón muy sencilla: por regla general, un superhéroe no existe para cuestionar la realidad, sino para preservar el estatus. En otras palabras, las utopías protegidas por este tipo de personas (por ejemplo, la Metrópolis de Superman) siempre han sido una suerte de fascismo benévolo.
II
Encontré una página de internet titulada "Garfield minus Garfield", y que consiste en un experimento sumamente interesante: su autor ha editado diversas tiras cómicas de "Garfield" (sí, el famoso gato naranja) para suprimir al propio Garfield, pero sin añadir nada más. El resultado es una serie de tiras que nos muestran al personaje Jon completamente separado de los demás... y al poner el énfasis en su monólogo (es decir, eliminando los chistes periféricos del gato), nos revela a una persona verdaderamente agobiada por la tristeza y la desesperanza. De pronto, una tira cómica más bien simplona y repetitiva se convierte en una auténtica historieta existencialista. Cosa interesante, el propio autor original de Garfield, Jim Davis, ha declarado ser un fan de ésta página.
III
Pero hay tiras en las que ni siquiera es necesario hacer esto: pocos recuerdan que en sus primeros años personajes hoy icónicos como Mickey Mouse, Bugs Bunny, Fred Flinstone (mejor conocido en latinoamérica como Pedro Picapiedra) y muchos más no eran personajes dirigidos al público infantil. Con los años, la mentalidad ñoña se ha impuesto sobre estos personajes icónicos, y así muchas de sus andanzas originales se han intentado suprimir. Poca gente recuerda ya cosas como Mickey Mouse intentando suicidarse por una pena de amor, los Picapiedra promocionando marcas de cigarro y cosas por el estilo. Y eso que se supone ha habido mucho progreso social desde aquellos remotos inicios del siglo XX....











1 comentario:

Fenrir Branford dijo...

Que yo no había comentado ya aquí??? o_O

Como sea... ya sabes que me encantó la sutileza de sacar al gato del comic para demostrar que tan miserable puede ser la vida de un soltero, en la peligrosa frontera de los 30 y los 40. Satanás nos salve de caer en eso! Jim Davis se debe de haber orinado de la risa, después de orinarse por sus lagrimales.

Pero claro, lo mejor es el strip de Mickey. Priceless, de vdd.

In other news... follow my fuckin' blog!